Category Archives: H

Hapalopilus rutilans

Sin valor culinario.

Carpóforo semicircular dimidiado o reniforme, en forma de gruesa masa irregular, adherida a la madera de árboles. Uniforme color pardo-canela, ocre-leonado o pardo-rojizo, con la superficie al principio tomentosa, pronto afieltrada o algo gibosa y ondulada. Himenóforo situado en la parte inferior del píleo, constituida por poros redondeados o alargados, más o menos concolor con la superficie u ocráceos. Carne de joven blanca, algo fibrosa y zonada, con la edad vira a parduzca. Olor inapreciable y sabor dulce Fructifica, de modo aislado, en ramas caídas de alcornoques. Saprófito. Otoñal. Poco frecuente.

Hebeloma anthracophyllum = mesophaeum

Comestible dudoso, posible toxicidad. Cutícula vicosa, pardo claro en el borde y pardo rojizo en el disco central (diseño particular inconfundible, sobre todo en ejemplares donde se hace muy patente). Pie delgado, pardo claro que oscurece al roce. Carne delgada, blanca, pálida bajo el sombrero y rojiza en el pie. Olor a rábano, sabor amargo. Otoño lluvioso. Bosques húmedos de montaña: abedul, sauce, aliso

Hebeloma edurum

Comestibilidad no aconsejable. Cutícula color uniforme aunque indefinido: leonado, ocre-pardo claro, canela….., margen algo más claro. Láminas adnatas, apretadas, color similar o carne sucio, virando a parduzco. Pie lleno, recto, cilíndrico, color crema-pardo, con fibrillas o escamas blancas arriba, base bulbosa, radicante (más bajo pinos que bajo caducifolios). Carne compacta, blanquecina. Olor agradable a cacao o afrutado, nunca a patata y sabor amargo. Otoño.

Hebeloma sarcophyllum

Sin interés culinario. Cutícula lisa, viscosa, blanquecina, aunque con característicos reflejos rosados, de madura se vuelve ocrácea, con el centro más oscuro. Carne compacta, sólida, blanca, de sabor amargo. Quercíneas (alcornoque, encina, roble). Abunda en extremadura, Andalucía oeste y zonas limítrofes de Portugal. Otoño.

Hebeloma cistophilum

Comestible dudoso, posible toxicidad. Cutícula viscosa con lluvia (se le pegan hojas), con fibrillas radiales, color amarronado-crema-beige…), más oscuro en el centro. Carne escasa, color cremoso. Olor-sabor rafanoide. Matorral mediterráneo. Cistáceas (“ cistophilum = amigo de las jaras), jaras, jaguarzos, cistus ladanifer. Encinas. Clima termófilo. Suelos ácidos o básicos  Otoño. Muy abundante. Sale en grupos

Hebeloma sinapizans

Comestible dudoso, posible toxicidad. Cutícula lisa y glabra (sin pelo), separable. Color variable de blanco a pardo claro o rojizo, más oscuro en el centro. Carne blanca que se tuesta ligeramente al corte. Olor a rábano, muy fuerte de joven. Sabor amargo, desagradable. Bosques muy diversos, caducifolios y coníferas, con predilección hacia el pino y encina. Otoño.

Helvella acetabulum

Comestible con precauciones. Síndrome Hemolítico. Para eliminar las sustancias tóxicas hemolíticas propias del Género Helvella, deben someterse a una cocción fuerte y prolongada. “Acetabulun” = vinagrera (forma de copa). Cara interna (himenio) lisa, color pardo oscuro. Cara externa algo más pálida, pubescente y granulosa en la parte superior, terminando en pliegues o costillas longitudinales blancas muy marcadas que salen del pie blanquecino en la base y llegan hasta la mitad de la copa del sombrero, sin alcanzar el borde. Pie corto, cilíndrico. Carne delgada, elástica, de aspecto céreo, blanquecina. Débil olor fúngico, sabor dulce. Bosques de  frondosas (castaño, alcornoque, encina, jara blanca). Suelo calizo. A final de invierno y primavera . Grupos pequeños.

Helvella atra

Es tóxica en crudo y cocinada, tiene poca calidad gastronómica. Tiene forma de una pequeña silla de montar irregular. Pie bastante alto, delgado, cilíndrico, finamente velloso, concoloro con el sombrero. Carne delgada, oscura, inodora e insabora. Crece entre hierba y musgo de jardines y parques. Oculta entre la hojarasca de los robles. Primavera y Otoño.

Helvella costifera

Síndrome Hemolítico. Para ser consumida, debe someterse a una prolongada cocción. Se recomienda además, desecarla previamente y desechar el pie, duro y correoso. Pie ancho, corto y puntiagudo, provisto de estructuras en la parte externa a modo de gruesos pliegues (“costillas”) pronunciados y con conexiones transversales que se prolongan hasta casi el borde del sombrero, color blanco. Carne frágil. Al madurar, el olor y sabor se vuelven desagradables. En bosques de tipo diverso y matorrales. Suelos calcáreos o arenoso. Inicios de  Otoño.

Helvella crispa

Buen comestible. Síndrome Hemolítico, posee Hemolisinas. Para ser consumida, debe desecarse previamente y al cocinarla, superar los 80º. Carne en forma de lámina delgada, frágil, elástica, blanquecina. Olor fúngico débil y sabor dulce. En bosques de frondosas (encinas, alcornoques, chopos). Suelos alcalinos. Otoño e inicio del Invierno.

Copyrights © 2018 Mairei Asociación Micológica del Estrecho. Todos los derechos reservados.